Conoce el sorprendente Efecto Troxler

Posiblemente más de una vez te hayas topado con alguna imagen que genera algún tipo de ilusión óptica, la mayoría de ellas son bastante entretenidas, pero alguna vez te preguntaste ¿Por qué? Y ¿Cómo ocurren estas ilusiones? La respuesta es, gracias al efecto Troxler. Si quieres saber un poco más sobre este efecto y por qué nuestro cerebro nos juega esta clase de bromas, a continuación, te brindamos más información.

¿Qué es el efecto Troxler?

También conocido como desvanecimiento de Troxler, el efecto Troxler es un tipo de ilusión óptica sencilla, pero no por ellos deja de ser sorprendente. Este popular tipo de ilusiones consiste en mantener la mirada fija en un punto en específico por al menos 20 segundos, luego de esto notaremos como que nuestra visión periférica comenzara a comportarse de forma extraña, haciendo que los puntos o figuras a su alrededor comiencen a desaparecer misteriosamente.

El efecto Troxler fue descubierto en el siglo XIX por Ignaz Paul Vital Troxler y sirve para demostrar lo ciego que puede llegar a ser nuestro cerebro y como nuestra percepción visual puede fallar. Los magos e ilusionistas se valen de estos “descuidos” de la mente para la mayoría de sus trucos, ya que para los seres humanos nos es imposible percibir todo lo que sucede a nuestro alrededor, aun si esto ocurre delante de nuestros ojos.

¿Por qué ocurre esto?

Para no perder el interés e ignorar lo que tenemos a nuestro alrededor nuestras neuronas necesitan recibir estímulos constantemente, de lo contrario comienzan a ignorar algunas cosas. Las retinas son las encargadas de recibir los estímulos visuales del mundo a nuestro alrededor, pero para que puedan obtener información nueva hay que mover los ojos, de lo contario la mente comenzará a fatigarse. Cuando fijamos la mirada en un punto en específico por mucho tiempo, como ocurre con estas ilusiones, disminuimos la cantidad de información que perciben nuestros ojos, provocando el efecto Troxler.

Nos gusta pensar que estamos al tanto de todo lo que sucede a nuestro alrededor, pero la realidad es muy diferente, pues nos perdemos de mucho lo que sucede, incluso cuando sucede frente a nuestra vista. Un claro ejemplo del efecto Troxler que mucho de nosotros hemos sentido, muestra de que este efecto también puede ser peligroso. Es la visión túnel, que surge como consecuencia del consumo de alcohol.

Mira fijamente la equis por 20 segundos
Acércate a la pantalla y mira el punto por unos segundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: