Bibliopegia antropodérmica: Los aterradores libros encuadernados con piel humana

En el año 2014 un aterrador descubrimiento en la universidad de Harvard sorprendió a todo el mundo. Se trataba de un libro llamado “Des Destinees de l’Ame” (El destino del alma), una obra escrita por la novelista y poeta francesa Arsene Houssaye a mediados del año 1880, localizado en la biblioteca Houghton. Lo aterrador, de este libro, había sido encuadernado con piel humana. Se cree que quien realizo tan macabro acto fue un amigo del autor, el Dr. Ludovic Bouland, quien habría utilizado la piel del cuerpo sin reclamar de una paciente mental para la encuadernación del libro.

Esta práctica se conoce como Bibliopegia antropodérmica y por macabra que parezca en la actualidad, los libro encuadernados con piel humana eran de un interés bastante particular en los siglos XVII al XIX. Aunque el origen de esta práctica es mucho más antiguo, aprende un poco más sobre esta tétrica practica a continuación.

¿Por qué se practicaba la Bibliopegia antropodérmica?

Al leer un poco sobre la bibliopegia antropodérmica lo primero que la mayoría de nosotros nos preguntamos es ¿Por qué alguien haría algo tan retorcido? Pues como ya lo mencionamos, esta práctica no era tan exótica antes, estas son algunas de las razones por las que esto se hacía.

·         Fines recordatorios

En la época victoriana era común que cuando una persona fallecía, sus familiares tomaran cabellos y elaboraran joyas con ellas.  Aunque realizar un libro con la piel de un difunto, es algo mucho más drástico, como lo fue en el caso del asaltador James Allen en 1837, quien, al ser apresado, solicito como su último deseo que se escribieran todas sus aventuras un libro y se utilizara su piel para encuadernar un ejemplar. Este ejemplar seria para John A. Fenno, la última persona que se le resistió a un atraco. Este libro tiene una inscripción que dice “Hic liber Waltonis Cute Compactus est” que en español seria “Este libro está encuadernado con la piel de Walton”. Es importante destacar que Walton era uno de los apodos de James Allen.

·         Gusto por lo extraño y lo exótico

Si bien anteriormente no era algo tan mal visto, era igualmente algo muy raro, por lo que en ocasiones se recurría a la bibliopegia antropodérmica, para la creación de una pieza que fuera muy rara y extravagante.

·         Un tipo más de castigo

En siglos pasados las sentencias de los condenados podían trascender más allá de su vida. Había leyes que prohibían que quienes cometieran ciertos delitos fuesen enterrados, e incluso algunas exigían que fuesen colgados hasta que se descompusieran o que sus cuerpos fuesen diseccionados públicamente. Por lo que la bibliopegia antropodérmica era empleada como una forma de que los cuerpos no permanecieran completos o que no fueran enterrados en su totalidad.

Algunos ejemplos de Bibliopegia antropodérmica

Si sientes algo de curiosidad sobre este tema, a continuación, te mostramos algunos ejemplos de libros que fueron encuadernados con piel humana.

·         El Destino del Alma” (1880)

Se trata de un libro ubicado en la biblioteca Houghton de Harvard desde el año 1930, seria redescubierto en el 2014. En su interior se encontró una nota del propio Dr. Ludovic Bouland, quien realizo la encuadernación, explicando el origen de la piel utilizada. “con la piel de un cuerpo no reclamado de una mujer paciente mental que falleció de derrame cerebral” ¿Cómo se le pudo ocurrir tan retorcida idea a este médico? La misma nota da las razones “Un libro sobre el alma humana merecía tener una cubierta humana”. Sin duda un poco aterrador.

·         De Humani Corporis Fabrica” (1860)

Se trata de una obra magna sobre anatomía de Andreas Vesalius (1514–1564). Sin embargo, se desconocen mayores detalles sobre su origen y el origen de la piel que se utilizó para su empastado. Solo se sabe que fue donado a la Biblioteca John Hay de la Universidad norteamericana de Brown (Rhode Island), por un alumno de dicha universidad. Los exámenes de ADN confirmaron que se trata de genuina piel humana o de algún primate cercano. Esto fue confirmado por la propia web de la Brown University Library.

·         Trabajos Poéticos”, de John Milton (1852)

En 1830 George Cudmore, fue enjuiciado y sentenciado a muerte en Exeter (Devon, Inglaterra), por haber asesinado a su esposa, haciendo uso de arsénico para envenenarla. Luego de su ejecución su cuerpo fue entregado a un hospital en donde seria diseccionado. Parte de su piel termino en poder de un librero de Exeter, conocido como W. Clifford, quien lo guardo durante años hasta que en un rato de ocio decidió emplear la piel para encuadernar un grupo de obras poéticas del autor John Milton.

·         El Caso de John Horwood” (1821)

John Horwood era un joven de unos 18 años que tenía una enfermiza obsesión por la joven Eliza Balsum. Un día mientras la joven se encontraba recogiendo agua de un pozo, Horwood ataco a la joven de forma muy salvaje y en medio del forcejeo la golpeó fuertemente en la cabeza con una piedra. Los gritos de la joven advirtieron a las personas cercanas quienes llevaron a la joven al hospital, donde moriría a causa de las heridas sufridas, pero no sin antes poder reconocer a su agresor. Horwood fue ejecutado en la prisión de Bristol por el asesinato de la joven Eliza Balsum. Posteriormente se utilizó la piel de Horwood para encuadernar una serie de documentos sobre el caso. Actualmente el libro se encuentra en la oficina de registros de esta ciudad británica Bristol.

Quien se dio la tarea de tan macabro acto fue el cirujano Richard Smith, quien disecciono públicamente el cuerpo de Horwood en el Hospital Real de Bristol. En la portada el libro, ya un poco borrosa por el paso del tiempo, se puede apreciar una calavera con huesos cruzados y sobre ella una frase en latín que podría traducirse al español como “la piel verdadera de John Horwood”.

·         Narración de la Vida de James Allen, alias Jonas Pierce, alias James H. York, alias Burley Grove, el Autoestopista, siendo su Confesión en el Lecho de Muerte al Alguacil de la Prisión del Estado de Massachusetts.” (1837)

Cuando el asaltador de caminos James Allen fue arrestado y sentenciado a muerte, solicito como último deseo que se escribiese un libro que relatara sus aventuras. Este libro debía ser publicado y una de las copias debía ser encuadernada con su propia piel, esta debía ser entregada a la última persona que se le resistió al momento de atracarlo, John A. Fenno. La encuadernación fue realizada por el especialista Peter Low, quien aseguro que el proceso le provocó un gran número de pesadillas. En la portada podemos ver una frase que dice “Hic liber Waltonis Cute Compactus est”, lo que significa “Este libro está encuadernado con la piel de Walton”.

Este libro pasaría años guardado en algún librero de la familia Fenno, hasta que decidieron donarlo al Ateneo de Boston.

·         La danza de la muerte” (1856)

No se tiene información sobre el donante de la piel que sirve de forro a este libro, por lo que es imposible saber si fue voluntario o no. solo se sabe que fue hecho por un reconocido encuadernador gales llamado Raparlier. Se trata de un libro del alemán Hans Holbein.

·         Le Nouvelles Decouvertes sur Toutes les Parties Principales de L’Homme et de la Femme” y “Recueil des Secrets de Louyse Bourgeois” (1869)

Localizados en el Museo Mutter de Filadelfia, se encuentran al menos tres libros encuadernados con piel de una misma mujer, Mary Lynch. La pobre Mary habría muerto de triquinosis, en un nosocomio donde laboraba un médico con aficiones bastante perturbadoras. Tras encurtir la piel de la mujer en jugo de lima para encuadernar los libros “Le Nouvelles Decouvertes sur Toutes les Parties Principales de L’Homme et de la Femme” y “Recueil des Secrets de Louyse Bourgeois”.

·         “Terres du ciel” de Camille Flammarion 1877

En la librería del Observatorio de Jusivy, Francia. Se encuentra resguardada una peculiar copia del libro “Terres du ciel” (Tierras del cielo) del escritor Camille Flammarion, la cual se encuentra encuadernada con la piel de la amada del autor, quien presuntamente murió de tuberculosis. Ella habría entregado su piel como último regalo a su amado para que este jamás la olvidase. Según las historias, el autor francés solía elogiar los hombros de su amada, por lo que su última voluntad fue trascender como parte de uno de los libros escritos por su amado.

·         Ejemplar francés de “La Biblia” (Siglo XII)

Uno de los ejemplos más antiguos de bibliopegia antropodérmica se encuentra en la Biblioteca de la Universidad de Kentucky. Se trata de una biblia de origen francés datada del siglo XII. No se tienen mayores detalles del origen de la piel, solo que es piel humana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: