Los lagartos que se clonan a sí mismos (Leiolepis ngovantrii)

La naturaleza está repleta de animales sorprendentes con habilidades que parecieran ser producto de un libro de ciencia ficción, como es el caso del lagarto Leiolepis ngovantrii, también conocidas como lagarto autoclonable, por la increíble habilidad que tienen de clonarse a sí mismos ¿Cómo pueden hacer esto? Descúbrelo a continuación.

¿Que son las Leiolepis ngovantrii?

El Leiolepis ngovantrii es un tipo de lagarto perteneciente a la familia de los Agamidae, descubiertos en Vietnam, esta especie esta no tiene machos, solo hay hembras. Su hábitat más común son los matorrales y las dunas costeras. Como solo hay un género no se reproducen mediante sexo, sino que lo hacen por partenogénesis, un proceso mediante el cual producen un huevo que traerá al mundo un organismo genéticamente idéntico que su progenitor.

Un curioso descubrimiento

El descubrimiento del Leiolepis ngovantrii se dio en el año 2010, cuando los miembros de la Academia Vietnamita de Ciencia y Tecnología se percataron que una pecera de un restaurant de comida tradicional vietnamita donde se les exhibía vivos a estos lagartos antes de ser servidos, todos los individuos eran idénticos. Esto despertó la su curiosidad, llevándolos a realizar una investigación más profunda que terminó con el descubrimiento de la increíble habilidad del Leiolepis ngovantrii para autoclonarse.

Reproducción por partenogénesis

La reproducción por partenogénesis permite que un organismo, en este caso el Leiolepis ngovantrii pueda reproducirse de forma asexual, procreando un embrión genéticamente idéntico a él. No se sabe con exactitud cómo se originó la partenogénesis en los seres vivos, pero según hay una interesante hipótesis científica que plantea que la bacteria Wolbachia tendría la habilidad de introducirse y modificar las moléculas de ADN de los seres vivos. Estas modificaciones en algún momento de la historia podrían haber originado la aparición de la partenogénesis.

¿Propensos a la extinción?

Por genial que parezca la partenogénesis, más que una ventaja, en realidad es una gran desventaja para Leiolepis ngovantrii, pues cada hembra desciende una hembra genéticamente idéntica. Esto provoca que tengan muy poca variabilidad genética, esto provoca que, ante cualquier cambio ambiental, sea muy difícil para ella adaptarse genéticamente, pues la única variabilidad genética a la que tienen acceso es a las mutaciones. Algo que podría condenarlas a la extinción en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: