Reencarnación: Casos más enigmáticos

Qué sucede con nosotros cuando el corazón deja de latir y el cerebro se apaga es una pregunta que ha acompañado a la humanidad casi desde sus orígenes. Hay toda clase de creencias, una muy conocida es la de la reencarnación, para muchos puede que no sea más que otra creencia más, sin embargo, hay algunos casos que parecen confirmar la existencia de la reencarnación. Seguido tenemos algunos de los casos de reencarnación más enigmáticos a fin de que cada quien pueda sacar sus propias conclusiones.

·        Ian Hagedon

Con tan solo 6 años de edad el joven Ian Hagerdon le contaba a su madre que él era un policía que había muerto en acción una vez se enfrentó a unos ladrones que robaban una tienda. Pero si esto no fuera de por si sorprende, el policía que Ian afirmaba ser, era el padre de su madre, su propio abuelo.

En una ocasión que su madre se disponía a castigarlo, este le dijo “Cuando eras pequeña y era tu padre, tú hacías muchos desastres y nunca te pegué”. Esto sin saber nada aun sobre su familia y lo que le había sucedido a su abuelo.

·        Cameron Macaulay

Cameron Macaulay era un niño que amaba dibujar, cuando tenía seis años pintó una casa muy similar a la que se encontraba en una bahía cercana a su hogar. Este niño siempre decía que esa casa en la bahía era su antigua casa y que allí vivía con su antigua madre.

Cameron con frecuencia relataba historia de cómo era su vida en su otra casa, y tenía muchas anécdotas de lo que sucedía en ese lugar. En una ocasión en una de sus historias mencionó el nombre de su antiguo padre, Shane Robertson.

Sus padres intrigados por la situación decidieron llevarlo a aquella casa, Sin embargo, al entrar el niño se mostró muy apenados, puesto que estaba seguro que iba a reencontrarse con su madre allí, pero ella ya había fallecido hace algún tiempo.

·        Semih Tustusmus

Un caso bastante documentado, llevado por el reconocido Dr. Ian Stevenson. Semih Tustusmus desde muy tempranas edades afirmaba ser Selim Fesli, un hombre que vivía en una casa cercana, el detalle, es que Selim Fesli había muerto ya hace más de 50 años. Esto resultaba sorprendente para su madre, en especial por que tenía sueños recurrentes con un hombre llamado Selim.

Cuando tenía 4 años, Semih Tustusmus fue a la casa en donde residía la viuda de Selim Fesli, para hablar con ella sobre su vida pasada. Para sorpresa de todo de todo el mundo el niño recordó con muchos detalles aspectos de su vida pasada.

·        James Leininger

Se podría decir que este es uno de los casos de reencarnación más famosos y el más documentado, el cual está muy bien detallado en el libro Soul Survivor: The Reincarnation of a World War II Fighter Pilot. Se trata de un niño que desde muy pequeño mostraba una gran pasión por los aviones. Al ir creciendo este chico comenzó a tener pesadillas recurrentes, en las que solía gritar “avión en llamas, no logro salir”. Además de que con frecuencia solía decir que en otra vida había sido un piloto de caza en Iwo Jima, un lugar a donde día ir con un amigo suyo llamado Jack Larson.

Lo curioso de esta historia es Jack Larson, si existió en la vida real y fue un piloto de caza que formaba parte de un escuadrón en Iwo Jima. Lo más sorprendente es que solo hubo una persona fallecida en este escuadrón, un piloto llamado James M. Huston Jr.

·        Dilukshu Nissanka

Este es uno de los casos más enigmáticos de este tipo, Dilukshu Nissanka era una niña que siempre decía que sus padres no eran los auténticos, sino que ella era una niña que había fallecido ahogada en un río próximo a Dambulla.

Esta historia comenzó a ganar fama y fue publicada en los periódicos de la región. Al poco tiempo de la publicación, un hombre conocido como Ranatunga, apareció y afirmaba que se trataba de su difunta hija. Sorprendentemente, cuando ambos se reunieron Dilukshu reconoció a su antiguo padre, y no solo eso, sino que también parecía reconocer los lugares en donde la hija de Ranatunga solía andar.

·        Gus Ortega

Se trata de otro caso bastante famoso que llevado por el Dr. doctor Jim Tucker, muy reconocido en la materia. Cuando Gus Ortega apenas tenía un año y medio comenzó a balbucear algunas cosas, algo que sería normal en un niño de esa edad, sin embargo, lo que Gus balbuceaba parecían ser algunas palabras o frases típicas de su abuelo, pese a que nunca lo conoció pues este había fallecido mucho antes de su nacimiento. Al crecer, aun sin saber nada sobre su la vida de su abuelo, el pequeño Gus decía que su abuelo tenía una tienda, pero que después la había vendido.

Hubo una ocasión en la que el niño se dirigió a su padre y le dijo: “Cuando tenía tu edad, a mí me tocaba cambiarte el pañal”. Mientras que en otro momento mientras veían algunas fotos viejas le dijo: “¡Oh, ese soy yo!” al ver una foto de su abuelo.

·        Jeffrey Keene

Un día Jeffrey Keene visito con su esposa el lugar donde sucedió la batalla de Antietam, un importante enfrentamiento de la guerra civil de los Estados Unidos. Al llegar al lugar, Sintió una horrible sensación que lo hizo caer al suelo y llorar desconsoladamente, además de que llegaron a su mente las palabras dichas por el del general John B. Gordon en esa batalla.

Jeffrey y el general John B. Gordon tienen un parecido físico innegable y sorprendentemente, tiene marcas de nacimiento en el mismo lugar donde este general fue herido durante la batalla.

·         Virginia Thinge

Se trata de un caso que se dio a mediados del siglo pasado y sirvió para atraer la atención de muchas personas hacia el tema de la reencarnación. Virginia Thinge era una chica estadounidense que, durante una sesión de hipnosis, contó que esta no era su primera vida, sino que más de un siglo atrás fue una mujer que vivió en Irlanda. Un hecho que dio mucha credibilidad a su historia es que durante la sesión pudo hablar con un perfecto acento irlandés.

Ella dio muchos detalles sobre su vida pasada, según su historia fue una mujer llamada Bridey Murphy y había estado casa con un hombre llamado Sean Brian Joseph McCarthy, con quien vivía en Cork.

·        Las gemelas Pollock

Se trata de una de las historias de reencarnación más conocidas y una de las más enigmáticas. Comienza un 5 de mayo de 1957 cuando las pequeñas niñas de la familia Pollock, Joanna y Jacqueline, las cuales tenían 6 y 11 años de edad, fueron atropelladas por un auto y murieron en el acto. Esto fue devastador para sus padres John y Florencia Pollock. Sin embargo, un año más tarde el matrimonio Pollock tuvo la oportunidad de ser padres de nuevo, esta vez de gemelas, las cuales nacieron el 4 de octubre de 1958, quienes fueron nombradas por sus padres como Gillian y Jennifer.

Al alcanzar los 3 años de edad, sus padres se dieron cuenta de que, aunque las niñas no sabían nada sobre sus hermanas, parecían recordar cosas de su vida. Tenían actitudes similares a las de sus hermanas fallecidas, conocían con mucho detalle la casa donde Vivían, incluso compartían las mismas marcas en sus cuerpos. Además, mostraban un gran temor a los autos y una de las gemelas actuaba como la mayor y siempre protegía a la otra. Pero al cumplir 5 años olvidaron los detalles de su vida pasada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: